Principios y Directrices para los Esfuerzos de Respuesta a los Enmallamientos de Grandes Ballenas 
Comisión Ballenera Internacional (Anexo E)
DEDICATORIA

Este documento se dedica a la memoria de Tom Smith de Kaikoura, Nueva Zelanda. Un hombre amable y generoso, Tom era un pescador y conservacionista que murió trágicamente durante un intento de desenredar una ballena jorobada mientras estaba en el agua. Ésta y otras lesiones a personas que se han registrado en todo el mundo fue una importante motivación para elaborar estas directrices y principios, tratar de prevenir tragedias similares y honrar a su familia.

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD

A pesar de que estos principios y directrices se han desarrollado para tratar de maximizar las operaciones seguras y exitosas, las operaciones de desenmalle son complejas y pueden ser impredecibles; seguir estas pautas no, necesariamente, garantiza la seguridad personal, la liberación exitosa de un animal o la operación de conformidad con las normas y reglamentos (permisos y / o cartas de autorización) nacionales. El operador es el único responsable de llevar a cabo las actividades de manera segura en virtud de su mejor juicio. La CBI y los autores de este documento no son responsables por cualquier acción tomada como resultado de estas directrices y principios.

Este es un documento actualizable, destinado a ser dinámico y evolucionar a medida de que se adquiera nueva información y experiencia. No es un manual de instrucciones.

OBJETIVO

Basado en la información más reciente, el objetivo de este documento es proporcionar principios y directrices a personas especialmente capacitadas para responder con seguridad y eficacia a los reportes de ballenas vivas enmalladas en el mar. El objetivo de una respuesta a un enmalle es quitar todos los aparejos perjudiciales enredados en el animal de forma segura para la ballena y aprender, de cada caso, tanto como sea posible para evitar que, en última instancia, estos enmalles ocurran. Las acciones de respuesta realizadas por personas bien intencionadas sin entrenamiento pueden empeorar el enredo, debido a la falta de conocimiento y experiencia en la materia. Por ejemplo, la eliminación de aparejos de arrastre de fácil acceso desde las ballenas enmalladas puede dejar los componentes más críticos en la ballena, haciendo futuros desenmalles organizados más difíciles o incluso imposibles y que podrían resultar en daños graves o la muerte del animal.

Los escenarios y la complejidad regional de respuesta a un enmalle puede requerir diferentes técnicas y estrategias (ver Anexo F de creación de capacidades y entrenamiento).

OBJETIVOS DE LA RESPUESTA A UN ENMALLAMIENTO

(a)     La seguridad humana

(b)     El bienestar animal

(c)     Contribución a la conservación de grandes poblaciones de ballenas, reconociendo que la prevención es el objetivo final

(d)     La recopilación de datos para ayudar en la identificación de las pesquerías y las poblaciones de ballenas clave y, por lo tanto, una mejor especificación real de los problemas de enmalle dentro de una región para ayudar en la mitigación y prevención.

(e)     Conocimiento de los problemas a todos los niveles para mejorar los reportes de información y la toma de medidas apropiadas para abordar los problemas (a) – (d)

(1)     SEGURIDAD GENERAL                                                                                                                                  

 (a)     En ningún momento debe un individuo entrar en el agua. No es necesario dada la capacitación, herramientas y técnicas apropiada de desenmalle. Más de mil desenmalles exitosos, sin lesiones humanas significativas han resultado de la utilización de una técnica basada-en-embarcación, en cambio, se han perdido vidas humanas durante los intentos de desenmalle basados en el buceo.

(b)     En ningún momento ponga el rescate de la ballena por encima de la seguridad humana.

(c)     Sólo operadores capacitados y autorizados deben participar en actividades de desenmalle.

(d)     Las acciones deben ser consideradas y planificadas a fondo mediante reuniones informativas con todos los participantes y miembros del equipo. Todos los participantes deben tener claro las metas, objetivos, procedimientos operacionales y los roles.

(e)     No fije una línea de la ballena a la embarcación.

(f)      Además de centrarse en el desenmalle en sí, prestar especial atención al ambiente en general.

(g)     Las acciones no deben ser precipitadas por el clima, la hora del día, los espectadores, medios de comunicación, o la necesidad percibida de actuar.

(h)     En caso de duda acerca de la seguridad o el éxito de la operación, retirarse, si es posible conectar un dispositivo de telemetría por satélite para el seguimiento y / o intentarlo nuevamente otro día con un mejor apoyo, condiciones, y / o recursos.

 (2)     PERSONAL

(a)     La seguridad humana es la prioridad número uno.

(b)     Debe utilizarse personal apropiadamente capacitado, experimentado y autorizado para los roles requeridos y las acciones/esfuerzos deben basarse en las calificación del personal disponible.

(c)     Los roles deben ser asignados a los miembros del equipo en base a su experiencia, capacitación y calificaciones generales.

(d)     El personal debe ser monitoreado (por ejemplo, la fatiga, deshidratación, el estado emocional) en todo momento para mantener la seguridad.

(e)     Los miembros del equipo deben ser alentados a hablar si no se sienten cómodos con una acción en particular o la situación general. Los líderes deben respetar las preocupaciones planteadas y no instruir al personal a asumir un papel o una acción con la que no se sienta cómodo.

 (3)     EQUIPO PERSONAL

(a)     El personal que trabaje cerca o con aparejos que pueden enredarse, para emergencias, debe llevar cuchillos de seguridad en su persona en todo momento.

(b)     Se debe utilizar guantes al manipular las líneas o redes sometidas a carga (es decir, unidas a la ballena).

(c)     Cascos deben ser usados ​​por personal que opera cerca de la ballena y/o que esté usando las varas.

(d)     Usar un atuendo apropiado y equipo personal de flotación/protección ​​en todo momento. Los ejemplos incluyen los PFD (Dispositivo Personal de Flotación), trajes de neopreno, trajes secos, ropa de trabajo que sea libre de enganches (sin correas, anillos en D, o clips que pueden actuar como puntos de enganche para líneas /aparejos).

(e)     Deben estar disponibles herramientas adecuadas de comunicación (por ejemplo, radios de mano VHF impermeables, teléfonos celulares).

(f)      Llevar agua y comida suficiente.

 (4)     PLATAFORMAS

Los esfuerzos de respuesta generalmente se llevan a cabo desde dos embarcaciones, una embarcación de respuesta primaria y una de apoyo/seguridad.

Embarcación de Respuesta Primaria (ERP)

(a)     Esta embarcación es la principal plataforma operativa para evaluar, realizar el desenmalle y monitorear la situación. Es esencial que sólo se lleve el personal de desenmalle y los equipos esenciales.

(b)     Se debe contar con un timonel, un miembro especializado de la tripulación en la proa y un tercer especialista de la tripulación que garantice que las líneas en movimiento estén alejadas de la pata del motor y para ayudar al personal en la proa.

(c)     La cubierta se debe mantener limpia y libre de objetos sueltos y cualquier otro material o equipo que pueda potencialmente interferir con el despliegue seguro de las líneas en movimiento durante la operación.

Embarcaciones de Apoyo / Seguridad:

(a)     Se necesita una embarcación de apoyo para llevar al personal, el material y mantener la adecuada redundancia en los sistemas de comunicación (es decir, “dos es uno, y uno es ninguno”). Esto incluye el material de primeros auxilios y resucitación humana y personal calificado para hacer frente a posibles situaciones de emergencia.

(5)     EVALUACIÓN

Los siguientes aspectos se toman en cuenta para determinar si un animal es candidato para la respuesta con la metodología descrita en el documento IWC/62/15.T

Condiciones del Animal y del enmallamiento

(a)     Tamaño

(b)     Especie

(c)     Temperamento

(d)     Comportamiento

(e)     Estado de salud (Apéndice IV, IWC/62/15): examen corporal, cobertura de ciámidos, condición general de la piel y coloración.

(f)      Naturaleza de las heridas

(g)     Compañía de otros cohortes (miembros del grupo, crías) y presencia de tiburones y otros predadores.

(h)     Movilidad (anclado, círculos pequeños, círculos grandes, nadando con libertad)

(i)       Tipo y naturaleza del aparejo (cabo, línea, trampa, red, cadena, etc.).

(j)      Parte(s) del cuerpo afectada(s) y no afectada(s)

(k)     Configuración y condición del aparejo

Condiciones ambientales

(a)     Condiciones climáticas y pronóstico

(b)     Estado del mar

(c)     Inconvenientes para la navegación (e.g. rocas, hielo, profundidad)

(d)     Hora del día (e.g. luz de día restante)

(e)     Distancia hasta el sitio

(f)      Disponibilidad de recursos

Otras condiciones

(a)     Visibilidad del evento

(b)     Presencia de medios de prensa y del público

(c)     Tráfico circundante de embarcaciones

(d)     Operaciones militares

(e)     Áreas de alto uso recreacional

(6)     MEDIDAS DE SEGURIDAD AL ACERCARSE A UNA BALLENA ENMALLADA

 (a)     Evitar la zona de peligro (área inmediatamente enfrente y al lado de un animal que está en el rango de la cola y/o aletas pectorales) o al menos minimizar el tiempo de exposición.

(b)     El acercamiento a una ballena enredada que está nadando libremente no debe hacerse sobre el rastro que deja, pues aparejos no observados que arrastra la ballena pueden enredarse en los motores de la embarcación de rescate.

(c)     Solo el mínimo personal y equipo requerido debe estar presente a bordo del PRV (mantenga el equipo de uso no inmediato en la embarcación de apoyo). La embarcación de aproximación (rescate) debe estar libre de objetos a fin de minimizar el riesgo de enredamiento en el bote o con el aparejo estivado en el bote.

(d)     Evitar hacer maniobras bruscas con la embarcación (e.g. cambio de marchas o hacer cambios súbitos de velocidad) pues hay una alta probabilidad que la ballena se sobresalte.

(e)     Los acercamientos deben ser metódicos y consistentes. Los animales pueden evadir y responder impredeciblemente al percibir cualquier amenaza. Se debe asumir que un animal no sabe que los rescatistas están allí para ayudar.

(7)     PROCEDIMIENTO DE RESPUESTA AL ENMALLAMIENTO

Los procedimientos de desenmalle generalmente involucran alguna forma de control del animal, corte y retiro de aparejos con herramientas especiales, documentación y seguimiento del evento. El proceso de desenmalle de una ballena involucra un procedimiento especializado que es peligroso tanto  para los rescatistas como para la ballena enmallada. Como se hizo notar en la introducción, esto no es un manual de instrucciones; los procedimientos especializados de desenmalle deben ser impartidos a través de un cuidadoso y estricto programa de entrenamiento (ver Anexo F).

(8)     Documentación y Síntesis

La documentación del evento de desenmalle ofrece una oportunidad única de entender el alcance y magnitud de los aspectos regionales del enmallamiento.

La documentación puede incluir:

(a)     Fotografías de las operaciones y de los animales antes, durante y después de la respuesta

(b)     Video desde la perspectiva de cámaras montadas en cascos de seguridad.

(c)     Colección y documentación del aparejo removido

(d)     Muestreo biológico (biopsias, restos de piel en el aparejo)

(e)     Observaciones de campo (registros de la operación, de comportamiento, etc.)

Esta información deberá ser recogida en un estudio de caso completo del desenmalle y compartida con las redes regionales e internacionales de respuesta a enmalles.

Se deben hacer todos los esfuerzos para incorporar toda los documentos/datos de los procedimientos operacionales. Los datos deben incluir la identificación de la(s) especie(s), individuo(s), extensión de la lesión, actividades de desenmalle, estado del animal(es) y el grado de enredamiento al final de la operación.

Se deben hacer esfuerzos para monitorear el comportamiento y sobrevivencia posterior al desenmalle por medio de telemetría, genética y/o foto-identificación individual de animales.

El seguimiento a un evento de desenmalle brinda la oportunidad de revisar el nivel de preparación, el equipamiento, los procesos, e identificar algún cambio de procedimiento o equipo que podría ser hecho para mejorar futuros intentos.

Nota: Como se mencionó en los puntos 3 y 8 del presente informe, hay trabajos en curso sobre las consideraciones prácticas para estandarizar la toma de datos, métodos de almacenamiento y facilidades para el intercambio de estos datos.

 Traducido por: Fernando Félix (CPPS, Ecuador) y Anna Nuñez Perelinga (ARAP, Panamá).