PROTOCOLO PARA LA ATENCION DE ENMALLAMIENTOS DE GRANDES BALLENAS

El protocolo de atención a enmallamientos de grandes ballenas se desarrolló siguiendo los principios y lineamientos sugeridos por la Comisión Ballenera Internacional.  Este protocolo intenta maximizar la seguridad y el éxito en las maniobras de desenmalle.  Las operaciones de desenmallamiento son muy complejas, peligrosas y pueden ser impredecibles.  El protocolo no puede garantizar la seguridad de las personas, ni el éxito en la acción de desenmalle.

La lectura de este protocolo por ningún motivo puede considerarse como capacitación para realizar el rescate de una ballena.  Solamente las personas autorizadas, con la capacitación y experiencia necesarias podrán realizar las maniobras de desenmallamiento de grandes ballenas.

Consideraciones importantes:
a)     Si ves una ballena enmallada Reporta inmediatamente a SEMAR, Capitanía de Puerto o CONANP.
b)     Nunca te metas al agua para tratar de liberar a una ballena, es muy peligros y pones tu vida en riesgo.
c)     Por favor no cortes nada de lo que arrastra la ballena.  Cortar sin la capacitación de donde y como cortar puede entorpecer las acciones del equipo de rescate RABEN.
d)     Considera que una ballena enmallada se encuentra en una situación de muy alto estrés, por lo cual pueden ser impredecibles y muy peligrosas.  Las ballenas pesan hasta 50 toneladas, no son gigantes gentiles y no saben que las quieres ayudar.

La mejor manera de ayudar a una ballena enmallada es reportando y si es posible esperar a que llegue el equipo de rescate RABEN.   Las ballenas enmalladas pueden desplazarse grandes distancias y reubicarlas puede ser muy difícil.

Para leer el documento completo da click en la siguiente imagen

DESCARGAR PROTOCOLO PARA LA ATENCION DE ENMALLAMIENTOS DE GRANDES BALLENAS

download-pdf